Blog
Expan Pro Blog
Portugal

Aveiro

Aveiro

Esta pequeña ciudad cercana a la famosa Coimbra puede pasar inadvertida en las rutas turísticas por Portugal, pero vaya que vale la pena conocerla. De un pasado señorial con aires porteños, goza de un encanto particular que se puede disfrutar en uno o dos días fácilmente.

Cuándo ir

La mejor época para visitar Aveiro es entre junio y septiembre, combinando factores como el buen clima y las pocas probabilidades de lluvia.

Clima

Aveiro tiene un clima bastante templado durante todo el año, aunque particularmente lluvioso. Por suerte, los veranos son secos y cálidos, con máximas de hasta 26°C, pero en invierno los termómetros descienden a los 14°C y la temporada de lluvia se extiende desde octubre hasta mayo.

Gastronomía

Aveiro es famosa por sus deliciosos productos del mar, que se dejan ver y disfrutar en muchísimas preparaciones. Por supuesto, como en todo Portugal, el protagonista indiscutido siempre será el bacalao, que en esta ciudad se suele preparar as natas, con salsa bechamel y papas, o a brás, con papas y huevos revueltos.

Además, abundan los mariscos de todo tipo, pero también Aveiro tiene muy buenas carnes, siendo el cerdo y el cordero las más famosas de la localidad. De postre, un clásico son los ovos moles, a pasta de yema de huevo con azúcar envuelta en papel de arroz.

Para salir a comer, los mejores barrios son Beira Mar y los alrededores de la plaza de La República, con restaurantes de comida local y muchas opciones internacionales.

Qué ver

Una buena forma de adentrarse en Aveiro es conociendo primero el centro histórico. Allí, su corazón es la catedral, un convento dominico que deslumbra con su portal barroco y las obras que guarda en su interior. Bastante cerca está el Museo de Aveiro, un espectacular lugar en el que se narra la historia, el arte y la cultura de la localidad, enclavado en un antiguo convento.

Rumbo al norte es posible encontrarse con la plaza de La República, rodeada de construcciones históricas como el Ayuntamiento, la iglesia de La Misericordia y el Teatro Aveirense. A pocas cuadras se halla también el Forum Aveiro, un centro comercial moderno en el que se reúnen las mejores tiendas. Es, además, una pasada obligada a la hora de dirigirse hasta el canal.

Cruzando el canal, hacia el norte, el barrio de Beira Mar es uno de los más animados de la ciudad. Allí se encuentra el Jardim do Rossio, un hermoso parque lleno de palmeras que transcurre junto a la ría, pero también se concentran las antiguas construcciones que recuerdan su pasado marinero, entre casas señoriales, otras coloridas y más sencillas, y antiguos almacenes de sal.

Por supuesto, imposible perder la oportunidad de sentirse como en Venecia, dando un paseo por los canales de Aveiro. Muy similares a las góndolas venecianas resultan los moliceiros, barcazas que rememoran la historia de la ciudad, pues antiguamente eran utilizadas para transportar el moliço, un alga que servía como abono.

Antes de dejar Aveiro hay que conocer sus famosas salinas, que fueron la base de la economía de la ciudad durante años. Además de contemplar estos hermosos paisajes frente a la ría de Aveiro, aún se puede ver cómo se lleva a cabo la recolección artesanal de sal.

Galería de imágenes

Mapa

Hoteles relacionados