Blog
Expan Pro Blog
Myanmar

Bagan

Bagan

Bagan, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, desde el siglo IX hasta el XIII fue la capital del Reino de Bagan, el primer reino que unificó las regiones que posteriormente constituirían Myanmar. Durante el apogeo, entre los siglos XI y XIII, se construyeron más de diez mil templos, pagodas y monasterios budistas sólo en las llanuras de Bagan, de los cuales sobreviven los restos de más de 2.200.


Su zona arqueológica de es una de las principales atracciones de la ciudad. Así, un viaje por el Sudeste Asiático no debe dejar fuera esta ciudad tan emblemática.

Cuándo ir

Si bien el clima en Bagan es cálido todo el año, lo mejor es visitar la ciuad en otoño, entre noviembre y febrero, cuando la temperatura ronda los 30ºC y no llueve. Si quieres participar en el festival local, ve durante la luna llena. En noviembre, además, se celebra el festival de globos aerostáticos Taunggyi Tazaungdaing. La segunda quincena de septiembre es una excelente idea también, ya que es el final de la temporada de monzones y Bagan está prácticamente seco, no hay multitudes y el clima es estupendo.

Clima

En Bagan el clima es tropical, y se divide en tres estaciones: de calor, de lluvias y seca. La primera va de marzo a mayo, y las temperaturas superan los 30°C. La estación de lluvias, también llamada monzón, va de junio a septiembre, y llueve abundantemente. La estación seca, también llamada otoño, va de octubre a febrero. La temperatura media es de 20°C a 25°C.

Gastronomía

Si bien Myanmar no es conocido como destino gastronómico, tiene una cocina interesante que puede sorprenderte. El clima y la disponibilidad de ingredientes influyen en el estilo de la comida, ya que la mayoría de los platos tienen verduras de temporada y sabores ligeros para ayudar a sobrellevar el calor. Además, como la mayoría de la gente es budista, hay más opciones vegetarianas disponibles. 


La comida tradicional birmana incluye diferentes variedades de curry, que siempre van acompañadas de pequeñas guarniciones de verduras; fideos de arroz con jugo de coco y pollo; fideos fríos con aceite de ajo y pollo desmenuzado; ensalada de porotos fritos; el latphet (una ensalada de hojas de té que normalmente se sirve como entrada); fideos de arroz con sopa de pescado; el arroz pegajoso o arroz glutinoso que acompaña muchas comidas; copos de tamarindo, un caramelo que se sirve en todas partes y que, según los birmanos, ayuda a la digestión; y el té con leche, que se consume en las comidas.

Qué ver

La atracción principal de Bagan son los templos, que se encuentran repartidos entre tres núcleos principales: Old Bagan (donde se halla la mayor parte de los templos y destaca por su zona amurallada), Nuevo Bagan y Nyaung-U. La mejor manera de moverse es en bicicleta, que puedes alquilar en la ciudad.


En Old Bagan destacan el templo Ananda (uno de los más importantes del recinto histórico, conocido por su brillante arquitectura y las altas estatuas de Budas dorados en las cuatro direcciones), el templo Dhammayangyi (el más grande, con forma piramidal y corredores internos) y el templo Thatbyinnyu (el más alto, que destaca por su forma piramidal). Recuerda que los templos ocupan una gran extensión y no se encuentran iluminados, por lo que es una buena idea llevar siempre una linterna o el celular bien cargado para poder ver si cae la noche.


Para ver el atardecer o el amanecer, puedes dirigirte a la pagoda Shwesandaw oa Pyathada. Esta última se encuentra un poco lejos de las rutas principales, por lo que suele ser menos visitada. Intenta ir lo más temprano posible para encontrar un buen lugar antes de que se llene de gente.


Otro sitio interesante es el Templo Maha Bodhi, una de las construcciones más antiguas de todo Bagan, basado en el templo homónimo en la India, lo que lo convierte en un testimonio de las raíces del budismo en Bagan.


En los alrededores se encuentra el monte Popa, un volcán extinto situado en la región de Mandalay, en Myanmar, a 50 kilómetros del casco histórico de Bagan. Es un lugar de peregrinación sagrado para los birmanos, que visitan los 37 templos dedicados a los espíritus Mahagiri Nat. 


También puedes visitar los pueblos cercanos, donde podrás conocer el día a día de la gente local, comprar artesanía típica y comer algún plato tradicional. Podrías ir, por ejemplo, a Myinkaba y conocer su Mercado de las Mañanas, a Ze O para apreciar los árboles de tamarindo de más de mil años de edad, a Yandabo, a orillas del río Irarwadi, conocido por el método tradicional de alfarería que practican sus habitantes, o a Pakokku para ver cómo hacen Thanaka, una pintura a base de la corteza del árbol homónimo muy común entre las mujeres birmanas como cosmético natural y protector solar.


Si estás buscando algo más de lujo y eres fan de la salida y puesta del sol, puedes tomar un tour en globo aerostático para ver los templos desde el aire, a la vez que contemplas el amanecer, o pasear en barco por la ribera del río Irawadi para ver el atardecer.

Galería de imágenes

Mapa

Hoteles relacionados

Actividades