Blog
Expan Pro Blog
Reino Unido

Bath

Bath

Bath, fundada con un complejo termal por los romanos en el 43 d.C, se encuentra en el sudoeste de Inglaterra y es conocido en el país como una de las mejores escapadas urbanas. 


Los romanos construyeron el complejo y un templo en las colinas alrededor de la fuente de las aguas termales, lo que popularizó el lugar y propició una gran expansión, que hoy se puede observar en su legado arquitectónico georgiano. En 1987 Bath fue reconocida como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. 


Los magníficos edificios, una vibrante escena cultural con variedad de teatros y museos, buenos restaurantes, magníficas tiendas y aguas termales de lo más indulgentes, dan como resultado una ciudad elegante con razones suficientes para que la visites en cualquier momento del año.

Cuándo ir

Bath es un sitio ideal al que en cualquier época del año. Durante el verano podrá disfrutar de atracciones al aire libre como parques, caminatas, excursiones por el río, paseos en globo aerostático y por los canales. Si la visitas en invierno, tendrás una gran diversidad de museos para visitar y pubs para disfrutar; además, la Navidad en Bath es encantadora. La primavera, de marzo a mayo, por su parte, se considera la mejor de todas las épocas, por la explosión de las flores en los jardines públicos, además de los festivales de Literatura y de Comedia.

Clima

El clima en Bath es templado, más húmedo y benigno que en el resto de Inglaterra. Durante el invierno las temperaturas mínimas promedio son de 1°C. Entre noviembre y marzo el viento es más notorio, así como la lluvia, que aumenta desde el otoño. En el verano, por su parte, las temperaturas máximas promedio son de 21 °C.

Gastronomía

En muchos restaurantes y pubs podrás encontrar comida típica de Bath y, si quieres disfrutar de un ambiente clásico, puedes dirigirte a las termas romanas para una experiencia completa.


Algunas comidas típicas son el bath chap, un plato que se sirve frío y se hace con carne de cerdo ahumada y huevos; los bath buns, unos pancitos estilo brioche pequeños, redondos y muy dulces, con fruta confitada o pasas de uva; el sally lunn bun, similar al anterior, que se prepara exclusivamente en Sally Lunn's Refreshment House, la casa más vieja de la ciudad; y los bath oliver biscuits, unas galletas saladas que suelen consumirse con queso.


Como en cualquier ciudad de Inglaterra, aquí también puedes disfrutar de un clásico afternoon tea con todas las letras.

Qué ver

Ya sabes que en Bath tienes relax y disfrute seguro, donde tal vez lo más esperado sea conocer las termas romanas. Construidas hace unos dos mil años,son una de las atracciones imprescindibles de la ciudad. Se alimentan de las únicas fuentes termales de Inglaterra y son uno de los mejores emplazamientos históricos romanos del norte de Europa, que consisten en la casa de baños y el templo romano. Aunque no está permitido meterse en las aguas, se puede visitar el museo y pasear por la construcción.


Te estarás preguntando entonces dónde puedes disfrutar verdaderamente de las aguas termales y sus beneficios. Ese lugar es el Thermae Bath Spa, situado en el corazón de la ciudad y, además, el único lugar de Gran Bretaña donde uno puede bañarse en estas aguas curativas. Hay un baño interior, una piscina al aire libre y salas de vapor. 


Si te interesa la arquitectura, la ciudad te espera con diversos edificios. La Royal Crescent es la primera de las ocho medialunas de Bath y uno de los monumentos más emblemáticos. Construida entre 1767 y 1775, es uno de los mejores ejemplos de arquitectura georgiana del Reino Unido. Otro de los edificios medialuna de Bath es The Circus. La Abadía de Bath, por su parte, construida sobre las ruinas de una catedral normanda, se encuentra junto a los baños romanos. Desde su torre puede contemplarse una maravillosa vista de la ciudad.


Por otro lado, la famosa escritora Jane Austen escribió en Bath durante cinco años, y la ciudad y sus costumbres se desarrollaron en el telón de fondo de dos de sus novelas: Persuasión y La Abadía de Northanger. El Centro Jane Austen, situado en una casa georgiana, cuenta sobre el tiempo que la autora pasó en Bath, incluidos los hechos sobre cómo su vida y su escritura se vieron afectados por la ciudad.


Por último, hay que visitar el Sally Lunn's House, que es tanto un viaje al edificio más antiguo de Bath, que data del siglo XIII, como una incursión gastronómica para probar el exclusivo sally lunn bun y tener la experiencia de comer en el mismo lugar donde Jane Austen lo hacía.


Si estás buscando un lugar donde hacer compras, hay varias áreas a poca distancia una de la otra. En Stall Street y Union Street puedes pasear por las callejuelas y pasajes, y así recorrer la variedad de tiendas que allí hay. En la Abadía de Bath puedes encontrar joyería, artesanías y tiendas de niños. El puente Pulteney, construido sobre el río Avon, conecta la ciudad con el pueblo de Bathwick y tiene tiendas a ambos lados. La entrada al Mercado de Guildhall se puede encontrar en Grand Parade, y la calle principal.


En el barrio artesano hay tiendas, antigüedades y muebles recuperados, como también ropa y cerámica. En Milsom Place encontrarás tiendas de diseñador, accesorios, zapato y joyería, en una interesante mezcla de locales independientes, grandes marcas y también restaurantes donde probar platos tradicionales.

Galería de imágenes

Mapa

Hoteles relacionados

Actividades