Blog
Expan Pro Blog
Serbia

Belgrado

Belgrado

Si buscas un destino europeo que te sorprenda, la capital de Serbia puede ser el lugar. En la frontera de los imperios, y en la confluencia de los grandes ríos Danubio y Sava, Belgrado es una de las ciudades más antiguas del continente. Como prueba de las constantes guerras y agitaciones, pcoos edificios de la ciudad tienen más de un par de cientos de años.


La antigua capital de Yugoslavia, si bien no llama la atención por la arquitectura como otras ciudades europeas, tiene mucho para ofrecer. Una vez que se profundiza en ella, se encuentra una próspera comunidad artística, impresionantes cafés, historia y una intensa vida nocturna. 


Por si fuera poco, es una de las ciudades más asequibles de Europa. Tanto si estás de viaje con tu familia, con amigos o con tu pareja, Belgrado es un destino ideal para visitar durante dos días.


Cuándo ir

La mejor época para visitar Belgrado es de abril a octubre, cuando la temperatura es cálida y hay pocas precipitaciones . Agosto y septiembre son, especialmente, los mejores. Diciembre, alrededor de la víspera de Año Nuevo, también es un gran momento para visitar la ciudad.


Clima

El clima de Belgrado es subtropical húmedo, sin estación seca, con veranos calurosos e inviernos fríos. La temperatura máxima media anual en Belgrado es de 18°C ​​(oscilando entre 4°C en enero y 32°C en agosto). Llueve todo el año, siendo agosto el mes con menores precipitaciones y mayo el más lluvioso.


Gastronomía

La cocina serbia tiene un componente importante de carne en sus platos: el ćevapi, el pljeskavica y el roštilj, el burek y el sarma son muy populares. Para un poco más de verde en tu dieta, o si no comes carne, puedes pedir una ensalada shopska, una mezcla de tomates, pepinos y queso blanco en salmuera, el burek de queso y la šopska salata. De postre elige un baklava y prueba la bebida nacional, la rakia. Además, ningún viaje a Serbia está completo sin probar la crema agria local, kajmac. Lo mejor es acompañar este queso con un poco de pan fresco y caliente.


Qué ver

Belgrado promete un viaje en el que la cultura, el arte, los paseos y la gastronomía se combinan. La fortaleza es uno de los símbolos más importantes de la ciudad, visible desde cualquier ángulo de Belgrado. Construida hace unos dos mil años, durante siglos la gente vivía dentro de sus murallas. Casi todos los gobernantes cambiaron la estructura de la fortaleza, influencias que se pueden ver hasta el dia de hoy. Además, allí mismo está el parque Kalemegdan, con grandes vistas a los ríos Danubio y Sava. Encontrarás estatuas, miradores, ancianos que juegan al ajedrez y muchos vendedores ambulantes. 


A pocas cuadras encontrarás la calle Kneza Mihaila. Desde allí puedes dirigirte al barrio Skadarlija, uno de los más antiguos de la ciudad, hogar de la bohemia desde el siglo XIX. Muchos artistas serbios solían vivir y trabajar en esas casas a lo largo de las calles empedradas. En sus calles libres de autos y pavimentadas con adoquines llenos de baches, encontrarás las mejores kafanas (restaurantes tradicionales) de Belgrado, muestras de arte y artistas callejeros.


Puedes luego continuar hacia Vra č ar, uno de los barrios más modernos de Belgrado, y conocer también San Sava, la mayor iglesia ortodoxa de los Balcanes y la segunda del mundo, un monumento siempre presente en la capital serbia. En lo alto de la meseta de Vračar se pueden ver los muros de granito blanco y mármol de la iglesia desde cualquier sitio, mientras que las 50 campanas que tocan al mediodía resuenan por toda la ciudad. Allí descansa el fundador de la Iglesia Ortodoxa Serbia.


Pegado se encuentra Savamala, un barrio con mucha historia que además discurre frente al río Sava. Encontrarás arte callejero y muchas de las mejores discotecas de Belgrado. 


Otro punto de interés, al que se llega cruzando un puente sobre el río Sava, es Zemun, posiblemente uno de los barrios más bonitos de Belgrado. Con una excelente ubicación junto al río Danubio, calles empedradas y muy pintorescas, pasear por ellas será un placer. Podrás caminar, conocer la Torre Gardoš, desde donde tendrás hermosas vistas a la ciudad, y almorzar en uno de los muchos cafés a lo largo del río.


Muchos edificios de Belgrado están construidos con una característica piedra blanca, por lo que la ciudad es conocida como Beograd o la Ciudad Blanca.

Galería de imágenes

Mapa

Hoteles relacionados

Actividades