Blog
Expan Pro Blog
Corea del Sur

Busan

Busan
Busan es la segunda ciudad más grande de Corea del Sur, situada en la península sur del país. Es un importante puerto comercial y turístico, conocido por sus playas, templos, parques y montañas. También es famosa por su deliciosa comida, especialmente el pescado fresco y los mariscos. La ciudad cuenta con una vibrante escena cultural y de ocio, con numerosos festivales, eventos y atracciones turísticas.

Cuándo ir

Las mejores épocas para visitar Busan son la primavera y el otoño, en particular desde finales de abril hasta finales de mayo, y desde mediados de octubre hasta principios de noviembre, cuando las máximas rondan entre los 16 °C y los 23 °C y casi no llueve.

Clima

El clima en Busan es templado, con inviernos fríos y soleados, y veranos calurosos y lluviosos. En invierno la temperatura media se mantiene unos pocos grados por encima de cero. La primavera es suave y las lluvias aumentan gradualmente. El verano es la estación más lluviosa: de junio a agosto caen más de 700 milímetros de lluvia. Las temperaturas oscilan entre los 18 °C de mínima y los 35 °C de máxima. En otoño, las precipitaciones disminuyen, y ya en octubre es raro que llueva.

Gastronomía

La gastronomía de Busan se caracteriza por versiones locales de platos típicos coreanos, mariscos y pescado fresco. El plato más emblemático de la ciudad es el dwaeji gukbap, un guiso con cerdo, arroz y cebolla de verdeo. En Jungang-daero hay restaurantes especializados en este plato, que se come a cualquier hora del día.

La sopa de fideos fría milmyeon, por su parte, solo se sirve en Busan. Lleva verduras como rábano, pepino y zanahoria, chogochujang (pasta de chile picante con vinagre), cerdo en tiras y huevo duro. Puedes probarlo en Milmyeon Jeonmunjeom, a 10 minutos caminando de la playa de Haeundae.

Si te gustan los productos de mar, el hoe tiene muchas versiones. La típica es una bandeja de pescado blanco cortado en finas tiras, que se moja con alguna salsa, se coloca sobre una hoja de lechuga y se enrolla. Si te gusta probar platos exóticos, el sannakji es prácticamente pulpo vivo, mientras que el gaebul es un gusano de mar gordito con sabor a almeja. En el Jagalchi Fish Market, el enorme mercado de pescado de Busan, podrás probarlo.

Con respecto a las comidas callejeras, el pastel de pescado, conocido como eomuk u odeng, es muy común en Corea del Sur, y el mejor del país es el de Busan, donde se encuentra ampliamente en versión tentempié, ya sea en sopas o brochetas. Si te gusta lo dulce, el ssiat hotteok es un postre típico que consiste en una especie de panqueque relleno de semillas de girasol y piñones con canela y azúcar. Puedes encontrarlos en los carritos callejeros de la plaza BIFF, Gukje Market y en la zona de Seomyeon.

Qué ver

La mejor forma de empezar a conocer Busan es recorrer el parque Igidae por la costa y disfrutar de las vistas de la ciudad. En un extremo encontrarás el Oryukdo Skywalk, una pasarela de cristal donde verás a las olas romper en el acantilado 30 metros más abajo.

Uno de los barrios más atractivos es Gamcheon, con casas de colores que se extienden por las colinas, vistas impresionantes y mucho arte callejero. Un detalle interesante de su arquitectura refleja una de las enseñanzas de la religión taegeukdo de este pueblo: permitir a los demás prosperar sin que ninguna casa bloquee la vista a las otras.

Sin duda, Haedong Yonggungsa es uno de los templos más hermosos y especiales del país. Construido en 1376 durante la dinastía Goryeo, es uno de los únicos templos de Corea del Sur construidos junto al mar. El Templo de Beomesa es otro imperdible. Fundado en el año 678, es uno de los santuarios budistas Hwaeom de Corea. Se ubica en la base de la montaña Geumjeong, donde encontrarás también senderos para caminar.

En Shinsegae Centum City, además de más de una docena de pisos con tiendas, encontrarás Spa Land, donde podrás tener la experiencia de visitar un jjimjilbang, los saunas coreanos que se han convertido en parte fundamental de la cultura popular local.

Uno de los mayores atractivos locales de Busan son sus playas. Haeundae es la más famosa del país, y en los días calurosos de verano se llena de gente. Está rodeada por un paseo marítimo y hoteles de lujo. En las cercanías está el acuario Sea Life Busan, además de cafés, restaurantes, museos y galerías de arte. Si prefieres un poco más de espacio, al oeste se encuentra la playa de Gwangalli, con hermosas vistas del puente homónimo, el más largo de Corea del Sur. El mejor momento para ir a esta playa es durante la noche, ya que tiene una hermosa vista al puente iluminado, hay restaurantes y bares a orillas del mar y espectáculos a lo largo de todo el año, sobre todo en los meses de verano.

Galería de imágenes

Mapa

Hoteles relacionados

Actividades