Blog
Expan Pro Blog
Túnez

Djerba

Djerba

Djerba, también conocida como Yerba, es una hermosa isla tunecina ubicada en el Golfo de Gabés y la isla más grande de África del norte. Un destino imperdible en el sur de Túnez gracias a su incalculable belleza, que incluso sirvió de inspiración en la “Odisea” de Homero.


No dejes de conocer esta isla pintoresca que destaca por sus playas paradisíacas, pueblos desérticos, hoteles de lujo, mercados de colores y una alucinante fortaleza del siglo XVI. Por algo fue catalogada como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.


Cuándo ir


La mejor época para visitar Djerba es durante todo el año, con 330 días de sol anuales, aunque los meses más templados son de julio a septiembre (temporada de verano).


Clima


Djerba tiene un clima desértico, pero mitigado por el océano, con veranos calurosos. La temperatura máxima media es de 21,1°C a lo largo del año; con 9,3°C en enero a 34°C en agosto. En cuanto a precipitaciones, el promedio anual es de 200mm, con un mínimo de 0mm en julio y un máximo de 35mm en octubre y noviembre.


Gastronomía


La gastronomía de Túnez destaca por su combinación de sabores y especias, donde la influencia principal proviene de la cocina oriental, magrebí y mediterránea. También está presente la cocina francesa, fruto de su herencia colonial. Algunos de los platos típicos que deberías probar son la mechouia, una ensalada de berenjenas, tomates, zapallos italianos y cebollas asadas; la ensalada tunecina, con lechuga, pimentones, aceitunas, huevo duro y atún o camarones; el lablabi o sopa de garbanzo; y el tajine, una tortilla rellena de patata, carne y queso. También hay dos aperitivos exquisitos que puedes probar en Djerba: los dedos de Fátima, una especie de rollitos de primavera; y la harisha, una salsa picante de pimentones rojos.


Una de las mejores zonas para comer es en la zona marítima, donde encontrarás variados restaurantes para degustar los platos típicos tunecinos. 


Qué ver


Esta impresionante isla tiene un encanto especial con sus casas típicas blancas con puertas y ventanas azules, que contrastan con el océano de fondo. Parte recorriendo Houmt Souk, donde está el casco antiguo y el zoco principal de la isla de Djerba. A pocas cuadras llegarás hasta Borj El Kebir, también llamado Borj El Ghazi Mustapha, la más grande y mejor conservada de las fortificaciones de la isla, protagonista de numerosas batallas entre españoles y otomanos. 


Otra parada obligada son sus mezquitas, pues la isla de Djerba tiene más de 200 templos religiosos dedicados al islam. Algunos de ellos son a mezquita Jemaâ Louta; Jemaâ Ettrouk o la Mezquita de los Turcos, con su estilo otomano; y Jemaâ El Ghorba (Mezquita de los Extranjeros). Muy cerca de Midoun, la segunda ciudad más grande de Djerba, llegarás a la mezquita Jemäa Fadhloun.


A 10 kilómetros de Houmt Souk se encuentra Guellala, un pueblo rodeado de palmeras y cuyo sello son sus cerámicas de colores. Luego puedes continuar hacia la ciudad de Ajim, situada en la zona de Tataouine, que ganó popularidad gracias al rodaje de “La Guerra de las Galaxias”. Otro sitio para visitar es la Sinagoga de La Ghirba, en Erriadh, uno de los lugares de culto judaico más importantes, pues en ella se encuentra una de las Torah más antiguas del mundo. 


En sus 150 kilómetros de litoral, sus paradisíacas playas de aguas turquesas y arena dorada también atraen a miles de turistas que buscan descanso o practicar actividades acuáticas como esquí náutico y pesca submarina. Algunas de las playas más populares son Sidi Bakour, Sidi Mahrez, Rass Taguerness y playa de Seguia.


Si estás buscando souvenirs, en la zona de Gallala podrás conocer su tradición alfarera y comprar un sinfín de productos artesanales como jarrones, decoraciones y platos. Y si quieres vivir una experiencia única, puedes dar un paseo en camello por la laguna de Djerba.

Galería de imágenes

Mapa

Hoteles relacionados