Blog
Expan Pro Blog
Armenia

Ereván

Ereván
Ereván, la capital de Armenia, está rodeada por montañas y se ubica al borde del río Hrazdan, con una increíble vista al monte Ararat, situada en el territorio que ahora ocupa Turquía.

Es una de las ciudades habitadas más antiguas del mundo, cuando se fundó la fortaleza de Erebunien en el 782 a.C., aunque es la capital de Armenia recién desde 1918. La ciudad aumentó radicalmente su población con la llegada de miles de sobrevivientes del genocidio armenio.

Hoy en día Ereván es una ciudad contradictoria donde verás autos de alta gama compartiendo las calles con otros tan viejos que podrían estar en un museo, antiguos salones de té al lado de bares de vino, así como jóvenes a la moda y otras usando la tradicional babushka ( el pañuelo para la cabeza que usan las mujeres) por igual. En verano, la gente sale a las calles por la noche, mientras que en invierno las bajas temperaturas los llevan a los pandoks (tabernas) donde disfrutan de carnes a la parrilla, vodka de frutas y música tradicional.

Cuándo ir

Para visitar Ereván los mejores momentos son primavera y otoño, especialmente mayo y junio, y desde mediados de septiembre hasta mediados de octubre. El otoño garantiza días cálidos, con muchas horas de luz y clima estable. Durante la primavera verás muchas flores y tendrás temperaturas agradables, pero de todas maneras es recomendable llevar un impermeable para las eventuales lluvias.

Clima

En Ereván el clima es continental. Los inviernos son muy fríos y la temperatura puede bajar hasta los -22 °C. En un año hay cien días con una mínima bajo cero, e incluso si la nieve no es abundante, puede cubrir el suelo por semanas. El verano, por su parte, es caluroso y seco, con máximas de 35 °C y habituales picos de 40 °C. El otoño trae días largos, cálidos y tiempo estable, mientras que la primavera es la época más lluviosa.

Gastronomía

La cocina armenia es una mezcla entre la cocina mediterránea y la del Cáucaso, con influencias de Turquía, Medio Oriente, Rusia y los Balcanes. Algunos de los platos más populares son los khoravats (carne asada), la harissa (un porridge de trigo y carne), los byorek (un pastel hecho con masa filo y relleno de queso panir o espinaca) y el famoso dolma (arroz envuelto en hojas de parra).

Comer fuera es bastante normal en Armenia, por lo que encontrarás muchos restaurantes donde probar la comida local. En Ereván, además, tendrás opciones de comidas italianas, asiáticas, del Medio Oriente e indias, entre otras.

Qué ver

Ereván conjuga el urbanismo de principios del siglo XX con el legado fruto de haber sido parte de la Unión Soviética hasta 1991. La plaza de la República es el lugar ideal para empezar a recorrer, desde donde puedes apreciar la característica arquitectura de piedra rosada. Caminar por las calles de Ereván hasta llegar a la hermosa Mezquita Azul, del siglo XVIII, también es interesante.

El complejo Cascade es uno de los sitios más impresionantes de la ciudad, una larga escalera con vegetación, fuentes y cascadas. Desde arriba tendrás una vista panorámica de la ciudad con la Ópera, el monte Ararat, la plaza de la República y la avenida Abovyan. En su interior se encuentra el Centro de las Artes Cafesjian, donde verás esculturas y otras instalaciones de artistas de fama internacional. Si es fin de semana, visita el Vernissage, el mayor mercado de Ereván.

El Monumento a las Víctimas del Genocidio Armenio, en la colina de Tsitsernakaberd, es imprescindible en tu paso por la ciudad. Aquí podrás conocer la historia de la comunidad armenia y el genocidio a manos del Imperio Otomano entre 1915 y 1923.

Otro museo interesante es el Matenadaran, que alberga la colección de manuscritos armenios más grande del mundo. La estatua de piedra blanca en frente es de Mesrop Mashtots, enseñando el alfabeto armenio, su invención. En el Museo de Historia de Armenia se puede encontrar un resumen de la historia de la nación desde los primeros asentamientos hasta el siglo XX.

A la noche puedes ir a la plaza de la República para ver el espectáculo de luz y sonido, o pasear por la calle de Isahakyan y tomar un trago en alguno de los bares de moda.

Everán es un gran sitio donde hacer base para explorar los alrededores. Puedes llegar hasta el fantástico monasterio de Khor Virap, a Echmiadzin (ahora llamado Vagharshapat), donde verás una de las iglesias más antiguas del mundo, y a las ruinas de la catedral de Zvartnots, una asombrosa iglesia circular que permaneció enterrada desde 930 hasta principios del siglo XX. El templo pagano de Garni, el único edificio grecorromano que todavía continúa en pie en Armenia, y el monasterio de Geghard, Patrimonio Mundial de la UNESCO, con espectaculares acantilados a su alrededor e iglesias excavadas en las rocas, son otros lugares que debes conocer.

Si disfrutas el senderismo, un trekking en el monte Aragats seguramente te encantará, y te llevará a visitar monasterios, el Monumento al Alfabeto Armenio, jugar con la nieve, admirar la belleza del lago y ver la puesta de sol en la fortaleza Amberd.

Galería de imágenes

Mapa

Hoteles relacionados

Actividades