Blog
Expan Pro Blog
Portugal

Fátima

Fátima

Fátima es el centro de peregrinación más importante de Portugal desde comienzos del siglo XX, pues es el lugar donde se encuentra el famoso Santuario de Fátima, donde peregrinos y turistas se encuentran cada año en un mismo espacio de reunión. Cuenta la leyenda popular que en 1917 tres niños pastores llamados Lucía, Francisco y Jacinta, vieron varias apariciones de la Virgen allí.


Puedes quedarte algunos días recorriendo Fátima, o también hay viajeros que aprovechan de unir la ruta con otros destinos como Lisboa.


Cuándo ir


La mejor época para visitar Fátima es en los meses de abril a noviembre, siendo la temporada más templada de julio a septiembre. 


Si quieres estar en los días de peregrinación, los días más importantes son los 13 de cada mes; desde la primera visión ocurrida el 13 de mayo hasta el Milagro del Sol, que es cada 13 de octubre. Por ende, de mayo a octubre es cuando podrás encontrar más procesiones al santuario.


Clima


Fátima tiene un clima mediterráneo de verano suave. La temperatura máxima media es de 22°C a lo largo del año; con 14°C en enero a 31°C en agosto. En cuanto a precipitaciones, el promedio anual es de 820mm, con un mínimo de 7mm en julio y un máximo de 106mm en noviembre.


Gastronomía


La cocina portuguesa tiene al bacalao como uno de los pescados más populares, el cual se prepara de diferentes formas y acompañado con variados sabores. En Fátima podrás encontrar una amplia oferta gastronómica para disfrutar exquisitas preparaciones durante tu visita.


Qué ver


Fátima es una localidad llena de sitios turísticos relacionados con hitos religiosos a partir de las apariciones de Nuestra Señora en Fátima. Pero no solo atrae a devotos y visitantes católicos, sino que también a miles de turistas que quieren conocer de cerca su historia.


El Santuario de Fátima es, sin duda, el gran protagonista en esta localidad, pues cada año miles de peregrinos y también turistas llegan a sus inmediaciones para impresionarse con su magnífica vibra y arquitectura. Así, este santuario de culto mariano sorprende con sus columnas, plaza y gran nave de más de 65 metros de altura. Estando allí puedes visitar la Basílica de Nuestra Señora del Rosario de Fátima, el templo principal de estilo barroco; además del Monumento al Sagrado Corazón de Jesús, la Basílica de la Santísima Trinidad, la Cruz Alta y la Capilla de las Apariciones, lugar en el cual estaba el árbol en que los pastorcitos veían a la Virgen. Junto a esta última encontrarás la Sala de las Velas, donde los creyentes hacen sus peticiones.


Si viajas con niños, un panorama diferente es ir al Museo Interactivo y al Museo de Cera, donde podrán conocer la historia de la Virgen de Fátima desde su anunciación hasta la partida del Papa Juan Pablo II. Otro lugar que vale la pena conocer es la Casa de los Pastorcitos, ubicada a unos dos kilómetros del Santuario de Fátima, que cuenta con 14 capillas que recuerdan la Pasión de Cristo.


Aunque el atractivo principal de Fátima es el santuario, también puedes aprovechar tu visita para conocer otras ciudades y sitios turísticos en sus alrededores, especialmente si viajas desde Lisboa. Algunas de ellas son Óbidos, una hermosa villa medieval; el castillo de Ourém; el monasterio de Batalha; el monasterio de Alcobaça; la villa de Nazaré; y la playa fluvial del Agroal. También hay varias cuevas y lugares naturales que te dejarán sin palabras, como las Cuevas de Alvados; las Cuevas de Mira d’Aire; las Cuevas de San Antonio en el Parque Natural de la Sierra de Aire y Candeeiros; y las Grutas da Moeda, unas alucinantes cuevas de caliza localizadas en São Mamede.

Galería de imágenes

Mapa

Hoteles relacionados