Blog
Expan Pro Blog
Myanmar

Lago Inle

Lago Inle

Situado en el estado de Shan, el lago Inle es uno de los destinos turísticos más populares de Myanmar. El segundo lago más grande del país es el hogar de 150 etnias diferentes que conviven y habitan la zona casi de forma anfibia: pueblos de agricultores, aldeas rurales, pescadores artesanales, mercados flotantes y casas en palafitos.


Si eres de los viajeros que buscan el contacto con la naturaleza, conocer otros modos de vida y explorar lugares nuevos, el lago Inle te encantará.


Cuándo ir

La mejor época para visitar el lago Inle es durante la estación seca (de noviembre a febrero), porque la temperatura es ligeramente más fresca y con poca probabilidad de lluvias. La temperatura media ronda entre los 22 y 33°C; es la mejor época para realizar actividades al aire libre. Especialmente, enero es el mes más soleado y fresco del año. Las mañanas y las tardes son más frescas, por lo que es necesario llevar un abrigo ligero.


Clima

El clima en el lago Inle es subtropical húmedo influenciado por los monzones. La temperatura máxima media anual es de 27°C, oscilando entre 24°C en diciembre y 32°C en abril. Durante la temporada de lluvias, de marzo a octubre, puede llover abundantemente todos los días. Mayo y septiembre son los meses más lluviosos, mientras que de noviembre a febrero se da la temporada seca.


Gastronomía

En el lago Inle vas a encontrar una gran variedad de comida, desde platos locales hasta alternativas más occidentales como pizza, pasando por restaurantes de comida birmana, india y otras cocinas asiáticas. 


La cocina local es diferente del resto del país, ya que incorpora productos naturales locales. El plato más conocido de Inle es el htamin gyin, una ensalada de arroz fermentado con tomate y papa o pescado amasado en forma de bolitas, acompañados de pè bouk (pastelitos de porotos fermentados cocinados a la parrilla) y topu chauk kyaw (tofu frito) .


Qué ver

Una de las primeras cosas que puedes hacer es recorrer el lago Inle en bicicleta. Con 22 kilómetros de largo y 10 de ancho, te llevará entre dos y cuatro horas hacerlo, dependiendo de la ruta que se elija. En el camino encontrarás pequeños pueblos, granjas, campos de arroz, un bosque de bambú, monasterios, cuevas, una bodega de vinos y gente amable. Y, por supuesto, una vez que recorras el borde del lago, toca recorrerlo por dentro. Ya sea conversando con locales en el embarcadero oa través de un tour, recorrer el lago en bote es lo que te permitirá conocer su vida.


La postal más famosa del lago Inle es la de los pescadores artesanales de Intha al amanecer, ya que tienen una forma muy particular de practicar su oficio: se paran en la punta de sus botes, reman con una pierna y atrapan los peces con una enorme cónica roja. Si no quieres decepcionarte, ten en cuenta que lo que verás serán personas caracterizando y actuando estas escenas para que los conozcas y puedas tomarles una foto a cambio de una propina.


En otros rincones del lago verás los jardines flotantes, donde se cultiva la mayoría de los productos. Los lugareños han diseñado rejillas de bambú que se asientan en la parte superior del lago, en las que crecen hortalizas, plantas y frutas.


La pagoda Phaung Daw Oo, lugar de peregrinación para la comunidad Shan que habita el lago, es otro de los puntos de interés. Al igual que las aldeas flotantes construidas, también está sobre pilotes. Una vez dentro podrás terminar maravillarte con sus impresionantes y observar las cinco figuras de buda con más de 800 años de antigüedad, recubiertas con papel de oro. Otro templo interesante es el monasterio de Nga Phe Kyaung, conocido porque los gatos, animales asociados a la suerte, han vivido junto con los monjes desde hace siglos.


Por su parte, conocido como el mercado de los cinco días, el mercado rotativo es el lugar donde los artesanos locales, agricultores y pescadores venden sus productos. Éste aparece en un lugar diferente del lago cada día; de ahí su nombre. Hay puestos en tierra y también gente que vende productos desde sus barcos, por lo que a veces toma el aspecto de mercado flotante, mucho más llamativo para los visitantes. 


Sin duda la forma más interesante de llegar al lago Inle es haciendo trekking desde Kalaw. Durante tres días y doc noches caminarás unas horas por montañas, aldeas y campos, y dormirás en casas de locales y en un monasterio rodeado de jóvenes monjes budistas. Según el día en que lo hagas, puedes encontrarte con el mercado local y recorrer la última parte en barco a través del lago, para llegar a Nyaung Shwe, el centro turístico principal.

Galería de imágenes

Mapa

Hoteles relacionados

Actividades