Blog
Expan Pro Blog
Noruega

Lillehammer

Lillehammer

Lillehammer es una pequeña ciudad del interior de Noruega y uno de los centros deportivos de invierno más conocidos del país. El nombre proviene del antiguo nórdico hammar, que significa colina rocosa, y luego le fue agregado el adjetivo lille para distinguirla de otra granja cercana del mismo nombre, donde hoy se encuentra la localidad de Hamar.

La ciudad está situada en un paisaje precioso rodeado de montañas al borde del lago Mjøsa y en su centro histórico se concentra un puñado de antiguos edificios de madera que datan del siglo XIX. Cada año se celebra el Festival de Literatura Noruega Sigrid Undset, el mayor festival literario de todos los países nórdicos, y el Festival DølaJazz, uno de los mayores festivales de jazz noruego.

Situada a solo 180 kilómetros al norte de Oslo, Lillehammer fue declarada Ciudad de la Literatura por la UNESCO y cuenta con el certificado de destino sostenible, un sello de calidad que se concede a aquellos lugares que trabajan para reducir el impacto medioambiental del turismo. La zona, con montañas, ríos y el lago más grande de Noruega, es un auténtico paraíso para realizar actividades al aire libre.

Cuándo ir

La mejor época para viajar a Lillehammer es entre junio y agosto, dado su clima agradable, aunque debes llevar abrigo e impermeable. Debido a la gran relevancia de sus centros de invierno, también es una excelente idea visitarla en esta época, siendo enero y febrero los mejores meses.

Clima

El clima en Lillehammer es subártico, con un invierno severo, sin estación seca y un verano fresco. El invierno es muy frío, con temperaturas normalmente bajo cero y habitual caída de nieve. El verano, por su parte, es templado, con temperaturas promedio de 20°C y lluvias frecuentes. Por la noche puede hacer frío.

Gastronomía

La mayoría de los restaurantes de Lillehammer se especializan en cocina tradicional noruega. El pescado forma parte de su tradición indiscutida: podrás probar el lutefisk (hígado de bacalao, picado y mezclado con caviar), y especies como el halibut o pez mantequilla, la platija y truchas, así como carne de ballena en los restaurantes de lujo. Las carnes de caza también se han vuelto muy populares: el alce, el reno, el ciervo y el urogallo, un tipo de ave, se comen tanto en las casas como en restaurantes.

También son imperdibles los quesos; se destacan el brunost o queso dulce marrón, de sabor parecido al dulce de leche, y los quesos de cabra, azules y tipo gouda. Por otra parte, las galletas de mantequilla, el pan de miel, el skolebrød (una especie de pastel o bollo dulce de cardamomo relleno de crema pastelera o mermelada de ciruela), el tilslørte bondepiker (un postre que consiste en capas de manzana, crema y galletitas) y la cerveza son muy populares.

Qué ver

En Lillehammer no debes decidir si empezar por la naturaleza, la historia o la cultura, porque en la ciudad todo se combina. El Maihaugen es uno de los museos al aire libre más grandes de Noruega, con edificios que datan del siglo XI. Podrás visitar la casa del escritor noruego Bjørnstjerne Bjørnson, Premio Nobel de Literatura en 1903, y disfrutar del hermoso jardín. La casa de Sigrid Undset, también Premio Nobel, se llama Bjerkebæk y conserva los muebles que lucía en la década de 1930. Otro museo que puedes recorrer es el de las Olimpíadas, el único en su tipo en Europa del Norte, con toda la historia de las competencias deportivas que hicieron conocidas al lugar en 1994. 

A unos 50 kilómetros de Lillehammer se encuentra la iglesia de Ringebu, una de las 28 starvkirke, los templos cristianos medievales de madera que se encuentran en Noruega. Construida cerca del año 1220, es de las más grandes de su tipo que puedes visitar.

Si vas a Lillehammer en invierno, no dejes de ir al centro de ski Hafjell, con 200 kilómetros de pistas; pero si vas durante el verano, nada como recorrer sus laderas en bicicleta y subir en teleférico para apreciar excelentes vistas. Otras opciones para disfrutar de la naturaleza es montar a caballo para ver las montañas y lagos de los alrededores de Lillehammer, pasear en bote o pescar truchas en el lago Mjøsa, caminar a lo largo de sus costas y hacer rafting en el río Sjoa. En estas salidas tal vez tengas la oportunidad de observar la fauna local: alces, renos, liebres y zorros.

Si viajas en familia no perderás el parque de atracciones Hunderfossen y el Lilleputthammer, un parque temático que será una verdadera diversión para los niños.

Galería de imágenes

Mapa

Hoteles relacionados