Blog
Expan Pro Blog
Alemania

Linz am Rhein

Linz am Rhein
Linz am Rhein es una pequeña localidad ubicada al norte de la región de Renania-Palatinado, en el oeste de Alemania. Situada en la margen derecha del río Rin, la también llamada ciudad de los colores destaca por ser un destino pintoresco y alegre. Tiene un casco antiguo muy bien conservado con edificios históricos que datan de la Edad Media, el Renacimiento y el Barroco, coloridas edificaciones y típicas casas con entramado de madera. Además, desde la ciudad puedes explorar la región de Siebengebirge, que ofrece impresionantes paisajes de montaña, bosques y senderos.

Linz am Rhein es una ciudad hermosa, rica en cultura e historia, rodeada de naturaleza impresionante y con una deliciosa gastronomía. Si buscas una escapada tranquila y llena de encanto, éste puede ser tu próximo destino.

Cuándo ir

Lo más aconsejable es visitar la ciudad y sus alrededores durante los meses de primavera o verano, es decir, de abril a septiembre, ya que las temperaturas resultan más agradables y los días suelen ser más soleados, permitiéndote disfrutar mejor de los paseos al aire libre .

Clima

El clima en Linz am Rhein es normalmente continental, con inviernos fríos y veranos cálidos y agradables. Durante el verano, de junio a septiembre, las temperaturas máximas rondan los 24 °C, las noches son frescas y hay más horas de sol. Julio y agosto son los meses más lluviosos, con un promedio de 90-100 mm de lluvia por mes. El otoño también es algo lluvioso. Los inviernos, de diciembre a marzo, suelen ser nublados y fríos. Enero es el mes que registra más bajas temperaturas, con una mínima de -1°C y máximas de 4 °C. La nieve es común, especialmente en enero y febrero.

Gastronomía

Linz am Rhein es conocida por su gastronomía local, que incluye platos tradicionales de la región del Rin, caracterizada por sus preparaciones abundantes y elaboradas, siendo la carne y la papa algunos de sus ingredientes principales. Uno de los platos de la región es el Sauerbraten, carne marinada en vinagre y especias, que se sirve con una salsa espesa y acompañada de albóndigas de papa; el Spätzle (fideos de huevo) y el Himmel und Erde (un puré de papas y manzanas) también son tradicionales.

Algunas opciones más livianas o como aperitivo son los Reibekuchen, una especie de croquetas o tortitas de papa que se sirven con compota de manzana o salsa de cebolla. El Spundekäs es un paté de queso con cebolla y otros condimentos, que se sirve con pan, y la Flammkuchen es una especie de pizza fina que se sirve con queso, cebolla y tocino.

Además, la región del Rin es conocida por sus vinos, especialmente el Riesling, una cepa blanca seca o semiseca.

La mayoría de los restaurantes y cafés se encuentran sobre la calle Rheinstraße y alrededor de la plaza del Mercado. Además de cocina tradicional, puedes encontrar otras variantes como pizzas y comida mediterránea.

Qué ver

El punto ideal para comenzar tu recorrido es la llamada puerta de Rheintor, situada a orillas del río Rin, en la base de la torre que lleva su mismo nombre. Se trata de una edificación de piedra construida entre los siglos XV y XVI, en reemplazo de la construida originalmente en el siglo XIV. Cruzando la puerta, cuando la calle cambie de nombre, verás la Marktplatz o la plaza del Mercado. Allí se encuentra el ayuntamiento histórico, construido entre 1517 y 1527. La planta baja estuvo ocupada por un gran mercado al que se accedió a través de los dos grandes arcos que aún hoy se conservan. El edificio también supo alojar el cuerpo de bomberos de la ciudad hasta 1927, y actualmente es sede de la alcaldía. En los alrededores de la plaza podrás apreciar residencias de cinco siglos distintos, con variedad de fachadas y estilos arquitectónicos. Frente al ayuntamiento se encuentra la Columna Mariana, colocada en 1878 en honor a la capilla de Concilio que allí se encontró.

Otro rincón pintoresco que puedes conocer es la Buttermarkt o mercado de Mantequilla, donde antiguamente las mujeres que vivían en las afueras de la ciudad caminaban distancias de hasta 20 kilómetros para llegar a este punto y vender mantequilla, queso y huevos. En 1986 se colocó en el centro de la plaza una fuente con la figura de la vendedora Agnes, en honor a estas mujeres rurales. Se trata de un sitio muy tranquilo, con calles peatonales y a bancos la sombra de los árboles donde puedes descansar mientras aprecias las coloridas casas que marcan este lugar. Este sitio es el motivo por el cual se conoce a Linz am Rhein como la ciudad de los colores o la ciudad colorida.

En cuanto a arquitectura religiosa, se destaca la iglesia de San Martín, en lo que en algún momento fue el lugar más elevado de la ciudad. Consagrada en 1214 y con varias reformas posteriores, el edificio combina elementos románicos y góticos, además de pinturas murales en el interior de su nave.

La celebración más importante de la localidad es La Fiesta del Vino, y tiene lugar el segundo fin de semana de septiembre. Si tu visita coincide con esta fecha, es una excelente oportunidad para disfrutar de la gastronomía típica y sus deliciosos vinos, mientras experimentas uno de los eventos más alegres de la ciudad.

Por último, pero no menos interesante, Linz am Rhein te resultará un lugar perfecto si disfrutas la naturaleza y los paseos al aire libre. En los alrededores de la ciudad encontrarás múltiples rutas para hacer senderismo o ciclismo. Rheinsteig es un sendero de largo recorrido que sigue el curso del río Rin y ofrece vistas panorámicas del río y sus alrededores. Parte de este sendero pasa por las afueras de Linz am Rhein y es una excelente opción para aquellos que quieren hacer una caminata más larga. Traumpfad (sendero de los sueños) es una serie de senderos de corta y media distancia que ofrecen vistas espectaculares de los paisajes de la región del Rin. Hay varios de estos senderos en los alrededores de Linz am Rhein, como el del castillo de Ockenfels. Westerwald-Steig es un sendero de larga distancia que recorre los bosques y montañas del Westerwald, una cordillera que se encuentra al este de Linz am Rhein. Este sendero ofrece vistas del paisaje montañoso y es una excelente opción para aquellos que buscan una caminata más desafiante. Natursteig Sieg es otro sendero de larga distancia que sigue el curso del río Sieg, que se encuentra al noreste de Linz am Rhein. Este sendero ofrece vistas panorámicas de la región y pasa por una variedad de paisajes naturales como bosques, valles y colinas. Estas son solo algunas de las opciones en los alrededores de Linz am Rhein, hay muchos otros senderos y rutas que puedes explorar para seguir disfrutando de tu viaje. 

Galería de imágenes

Mapa