Blog
Expan Pro Blog
Laos

Luang Prabang

Luang Prabang

Luang Prabang, que significa literalmente "imagen real de Buda", es una ciudad del centro-norte de Laos formada por 58 pueblos. En 1995 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por su riqueza arquitectónica, religiosa y cultural, mezcla de la evolución rural y urbana de varios siglos, incluidas las influencias coloniales francesas de los siglos XIX y XX.


El centro está situado en una península en la confluencia de los ríos Nam Khan y Mekong. Luang Prabang es conocida por sus numerosos templos y monasterios budistas. Cada mañana, cientos de monjes registran las calles recogiendo las ofrendas.


Luang Phabang, antigua capital del reino de Lan Sang (el reino antecesor del actual Laos), es una ciudad impregnada de historia, el epicentro del budismo en el país y un punto de partida para el contacto con la naturaleza.

Cuándo ir

Los mejores meses para visitar Luan Prabang son de diciembre a febrero, cuando la temperatura máxima ronda los 27°C y las lluvias son escasas. Entre abril y septiembre las lluvias son abundantes, y el calor, más agresivo.

Clima

Luang Prabang tiene un clima tropical húmedo-seco, con estación de lluvia y seca. La primera va desde abril hasta octubre, y la estación seca de noviembre a marzo. Aunque la ciudad suele ser muy cálida durante todo el año, es decididamente más fría durante diciembre y enero. A mediados de abril, la época más calurosa, las temperaturas máximas suelen rondar los 36°C y rara vez bajan los 22°C por la noche.

Gastronomía

Luang Prabang tiene una rica historia culinaria. Los platos que podrás probar allá son el or lam (un guiso picante y espeso, que lleva carne, lemongrass, chiles, arroz, berenjenas, hongos y porotos), la salchicha de Luang Prabang (especiada con hierbas y servida con salsa agridulce), el mokpa (pescado con arroz glutinoso, cebolla de verdeo y hierbas aromáticas, que se hace al vapor en una hoja de banana), el kaipen (un snack hecho de algas verdes de agua dulce, ajo, verduras y semillas de sésamo), la tam mak houng, conocida también como papaya salad (papaya verde rallada mezclada con tomate, jugo de lima, maní y mucho picante, y es ideal para acompañarla con arroz glutinoso).


La mejor forma de disfrutar la cocina de Laos es en los pequeños restaurantes locales y puestos callejeros que encontrarás en toda la ciudad. Ten en cuenta que en la cocina local, así como en todo el país, el picante es un sabor básico. Si no te gusta, siempre avisa antes de pedir. Por su parte, si no consumes productos de origen animal, puedes pedir que remplacen la carne o el huevo por tofu.

Qué ver

Puedes dedicarle tres días a Luang Prabang y así conocer la ciudad, sus templos, el río Mekong y las cascadas. Recorrer la ciudad caminando o en bicicleta te permitirá conocer sitios como el Royal Palace Museum y el templo Wat Ho Pha Bang en su interior, y templos como el Wat Xieng Thong y el Wat Mai, además de empaparte de la vibración de la ciudad. Hay muchísimos templos, algunos son gratis y muchos sólo pueden verse desde el exterior. 


Uno de los principales puntos de interés de la ciudad es el monte Phou Si, con una empinada subida, altares, templos y un mirador de la ciudad y los ríos. Es ideal para presenciar el atardecer desde allí. Tiene varios accesos; es recomendable subir por un sitio y bajar por otro. Los alrededores del Night Market son un buen lugar para disfrutar de la gastronomía del lugar.


La cascada de Khuang Si, una caída de 50 metros en tres niveles de pozas, se encuentra a sólo una hora de la ciudad. Puedes meterte y disfrutar del agua, por lo que es ideal para dedicarles un día entero. Allí también puedes visitar el centro de recuperación de fauna salvaje.


Otra actividad interesante es subirte a un crucero por el Mekong, que se hace en las embarcaciones típicas que te llevan a las cuevas de Pak Ou, situadas en un acantilado a 15 metros sobre el agua. El lugar está lleno de imágenes de Buda de diferentes estilos y tamaños dejados por los peregrinos. Desde el río tendrás hermosas vistas de las orillas y la oportunidad de visitar el pueblo de Ban Xanghai, donde los lugareños elaboran vino de arroz.


La ceremonia Tak Bat se celebra cada amanecer y es una forma de acercarse a la cultura local. En ella, los monjes salen descalzos y vestidos con sus características túnicas naranjas para recolectar las ofrendas de los creyentes. Caminan en fila por la ciudad, por lo que hay varios sitios para presenciarla. en en cuenta que no puedes interrumpir la procesión, mantener con ellos una distancia considerable y cubrirte los hombros y las piernas.

Galería de imágenes

Mapa

Hoteles relacionados