Blog
Expan Pro Blog
Macedonia

Ohrid

Ohrid

Ohrid, conocida también como Ocrida u Ojrida, es una localidad del oeste de Macedonia del Norte, y uno de los asentamientos humanos más antiguos. Ubicada a orillas del lago del mismo nombre y rodeada de hermosas montañas, la ciudad y sus alrededores han sido declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.


Conocida también como la Jerusalén de los Balcanes, pasear por Ohrid significa un sinfín de posibilidades: explorar el casco antiguo, disfrutar de la más deliciosa comida, realizar paseos marítimos por los acantilados, visitar hermosas iglesias con vistas al lago, ir a las playas de arena suave, disfrutar con su animada vida nocturna y conocer una fortaleza que se alza con vistas a la ciudad.

Cuándo ir

La mejor época para ir a Ohrid es entre mayo y septiembre, cuando las temperaturas oscilan entre los 11°C y los 30°C, y las lluvias son escasas. El verano -sobre todo en agosto- puede ser extremadamente caluroso y muy seco (más de 40°C), lo que hace probable que haya mucha gente en las orillas del lago.


Clima

El clima en Ohrid es mediterráneo, con veranos cálidos y secos e inviernos fríos. La temperatura máxima media anual en Ohrid es de 17°C (oscilando entre 5°C en enero y 29°C en agosto). 


Gastronomía

La cocina macedonia tiene muchas influencias griegas y turcas, y también, en menor medida, italianas, alemanas y centroeuropeas, especialmente húngaras. Es famosa por sus productos lácteos y sus licores, como el vino y la rakija. El tavtché gravtché y la mastika, se consideran el plato y la bebida nacionales, respectivamente. Otros platos típicos son el cevapi, el burek, el falafel, el dolma, la kachamak (o polenta) y las salchicha sudzuk. Un postre típico es la torta ohridska, que combina bizcochos de nuez y un relleno dulce de yema de huevo. 


En cuanto a las bebidas, el café turco, la cerveza local, el vino, el kéfir de leche, la rakija (un aguardiente a base de membrillo, pera y ciruela) y la mastika (elaborada a partir de la savia del pistacho) son parte de la vida cotidiana local.

Qué ver

Es imposible no comenzar con lo obvio de una visita a Ohrid: el lago del mismo nombre. Sin embargo, la ciudad también ofrece muchos atractivos.


Para empezar, es imprescindible, perderse y disfrutar simplemente del hermoso casco antiguo. Callejones estrechos, casas decoradas con flores, calles empedradas y miradores con vistas al lago Ohrid son parte de lo que verás caminando por calles que te llevarán arriba y abajo de la colina a lo largo de cafés y tiendas, una manera perfecta de pasar la tarde. No puedes perderte el antiguo teatro, que data del año 200 a.C., que albergaba representaciones, luchas de gladiadores y, al parecer, ejecuciones tanto de los romanos como de los cristianos. Lo más sorprendente es que el teatro fue descubierto por accidente en la década de 1980.


Otro imperdible es el Antiguo Bazar. Esta calle, que data de aproximadamente el siglo IX, te dará una buena idea de la importancia cultural de la ciudad. Allí puedes comer, comprar perlas del lago y souvenirs, además de disfrutar la arquitectura del periodo otomano.


Si de religión hablamos, Ohrid parece una especie de centro espiritual: hay iglesias, monasterios y mezquitas repartidas por el casco antiguo. Con respecto a las iglesias, dicen que en la ciudad hay tantas como días en el año. Puedes ir y comprobarlo tú mismo o elegir visitar solo una. Si es así, ve a la de San Jovan, en Kaneo, que está construida sobre un acantilado con hermosas vistas al lago. Para elegir una mezquita, te recomendamos la de Haji Durgut, construida en 1466. Y si de monasterios hablamos, puedes ir a conocer el ortodoxo oriental de San Naum, que si bien está a 45 minutos al sur de la ciudad, la ruta que conduce hasta él bordea el lago y las vistas son impresionantes.


Uno de los más antiguos y profundos de Europa, el lago Ohrid es también un lugar de asombrosa belleza natural. Alberga más de 200 especies de plantas y animales, y es actualmente el lago con mayor biodiversidad del mundo. Por ello, a veces se le llama el Galápago europeo. Si te gusta el senderismo, la naturaleza y las vistas, éste es el sitio ideal.


Gracias al lago, Ohrid está repleta de bellas playas. Hay un paseo marítimo a lo largo de los acantilados, ideal para caminar y admirar la belleza de la ciudad, que te lleva hasta la playa de Potpesh, donde puedes bañarte o simplemente admirar el atardecer. Desde el casco antiguo puedes llegar también a la playa de Labino, que suele ser poco concurrida y es un lugar perfecto para ir de picnic con una hermosa vista.


Por otra parte, en el Parque Nacional Galicia puedes experimentar la auténtica naturaleza de Macedonia del Norte. De excepcional belleza natural, con características de flora y fauna, está ubicada entre los lagos Ohrid y Prespa, y es conocida por sus interesantes formas geomorfológicas, con valles profundos y una impresionante mezcla de zonas verdes.

Galería de imágenes

Mapa

Hoteles relacionados