Blog
Expan Pro Blog
Portugal

Oporto

Oporto

La capital de Portugal es tierra de monumentos, vinos únicos en el mundo, gastronomía bastante extravertida y mucha, pero mucha entretención. Con un clima agradable a lo largo de todo el año, cualquiera es un buen momento para darse una vuelta por ésta, la puerta de entrada a este intrigante país.

Cuándo ir

La mejor época para visitar Oporto es entre abril y octubre, pues las temperaturas son cálidas, pero no extremas, y existen escazas probabilidades de lluvia.

Clima

El clima de Oporto es muy agradable en verano, con una temperatura moderada. Así, durante la época estival no suele superar máximas de 24°C, mientras que los inviernos son frescos, con unos 14°C y noches algo más frías.

Gastronomía

Oporto tiene su gastronomía bastante definida y diferenciada del resto de los sabores de Portugal. Aunque no de gusto popular, pero sí clásico entre los locales, las tripas a moda do Porto componen uno de los platos más emblemáticos, que consiste en una sopa con tripas mezcladas con porotos, jamón, chorizo, carne de ternera, pollo e, incluso orejas de cerdo. En contraposición, las francesinhas podrían ser más transversales, pues son sándwiches de jamón con queso, salchicha, filete y huevo.

Por el lado dulce, en Oporto se pueden probar deliciosos pastelitos de nata o crema, muy similares a los pasteles de Belém. Y, de tomar, jamás debe faltar el mundialmente conocido vino de Oporto.

Una de las mejores zonas para salir a comer es Ribeira, con decenas de restaurantes y bares con hermosas vistas hacia el río Duero.

Qué ver

En las cercanías del río Duero se desarrolla el barrio de Batalha, con grandes emblemas de Oporto que no hay que dejar de visitar. Uno de ellos es, sin duda, la Catedral de la Sé. Su fachada es una mezcla de estilos que, a pesar de todo, hacen de esta iglesia un Monumento Nacional digno de conocer no sólo por su espectacular nave central, sino también por su claustro.

Otro atractivo cercano es el Palacio de la Bolsa, un espectacular edificio neoclásico declarado Monumento Nacional. Éste se puede recorrer a través de una visita guiada que conduce por el patio central y diversas salas en las que funciona la Asociación Comercial de Oporto.

No muy lejos de la catedral, la Iglesia y Torre de Los Clérigos es una construcción barroca emplazada en el corazón de Oporto. Se trata de la torre más alta del país, con 76 metros de altura, a la que se puede acceder subiendo los 200 peldaños de la escalera, que finalmente ofrece una vista espectacular de la ciudad.

Desde allí fácilmente se puede llegar hasta la asombrosa estación de San Bento. Se trata de una estación de trenes que poco tiene de lugar de paso, pues guarda un mural con más de 20 mil azulejos que narran la historia del país.

El vecino barrio de Bolhao guarda también el mercado más interesante de la ciudad. Con más de cien años de funcionamiento, es todo un espectáculo para conocer las tradiciones de antaño de Oporto.

Cruzando el río Duero, y de fácil acceso en tren, se encuentra la Vila Nova de Gaia. Esta zona es famosa por reunir las bodegas vitivinícolas más importante del país, en las que se produce el tradicional vino de Oporto. Éste se diferencia de los clásicos vinos por incluir aguardiente en el proceso de elaboración, creando una bebida exquisita. Algunas de las bodegas que ofrecen recorridos turísticos son Ramos Pinto, Sandeman, Ferreira y Cálem.

Galería de imágenes

Mapa

Hoteles relacionados

Actividades