Blog
Expan Pro Blog
Rumania

Târgu Mureș

Târgu Mureș
Târgu Mureș se encuentra en la región centro-norte de Rumania, en el corazón de Transilvania, a orillas del río Mureș, el segundo más largo de Rumania después del Danubio. Su nombre significa “mercado del Mures” en rumano.

Durante siglos, Târgu Mureș fue invadida por turcos y húngaros, que en numerosas ocasiones devastaron la ciudad. Esta es una de las razones por las que apenas hay edificios antiguos, y prácticamente toda la ciudad es obra del siglo XIX. La influencia de las diferentes culturas que allí conviven se ve no solo en la arquitectura, sino también en la lengua y en su gastronomía.

Târgu Mureş es la ciudad más infravalorada de Transilvania. Este lugar animado es un punto de partida ideal para explorar Székely Land; su propia población es casi una división rumano-húngara.

Cuándo ir

La época ideal para visitar la ciudad va de mayo a septiembre. Durante estos meses las temperaturas son cálidas, con unos 27 °C de media, y las precipitaciones casi nulas.

Clima

Târgu Mureș tiene clima oceánico húmedo, con lluvias que se distribuyen a lo largo del año. Los inviernos son fríos, nubosos, con abundantes precipitaciones y caída de nieve. Las temperaturas van entre los 0º C y los 10ºC, siendo enero el mes más frío. En verano, sobre todos los meses de agosto y septiembre, el clima es realmente agradable, las lluvias disminuyen de forma marcada y las temperaturas promedian los 27 ºC.

Gastronomía

La gastronomía típica de Târgu Mureș es una combinación de tradiciones rumanas, rusas y húngaras, por lo que te espera un universo culinario por descubrir. La cocina de Transilvania es una de las mejores de todo el país. Allí abundan las sopas, carnes, verduras y cremas agrícolas que podrás degustar en diferentes bares y restoranes que se concentran sobre sus plazas más importantes, Victorei y Trandafirilor. Ambas llegan a unirse en un solo espacio ajardinado.

La sopa típica rumana es la ciorba de burtă, verduras y callos de vaca cocidos en un caldo de hueso, acompañada por mujdei, una suerte de crema agria, preparada con ajo y vinagre. Otra delicia de la zona es el sarma, un rollito de hojas de parra o repollo que se rellena con diferentes tipos de carne y arroz. También podrás probar las salchichas de carne asada mici o mititei acompañadas por puré de papas, o la salată de boeu (ensalada de ternera), una combinación de carne de vacuno, pollo o pavo, y tubérculos picados mezclados con mayonesa y acabados con murături, verduras en escabeche. Puedes acompañar la comida con una cerveza fría rumana.

Si te gusta lo dulce, debes probar el postre tradicional más importante de la cocina rumana: papanași, buñuelos rellenos con queso, crema agridulce y mermelada de arándanos.

Qué ver

Si no quieres perderte los lugares más históricos bellos y destacados, además de la vida social y comercial del lugar, puedes empezar tu recorrido turístico por las plazas Victorei y Trandafirilor. Allí encontrarás el magnífico Palacio de la Prefectura, construido en el siglo XIX bajo la influencia del art nouveau de Transilvania. Se encuentra ubicado en un bello jardín y delante del edificio tiene una escultura de Loperca o la loba capitalina, que según la mitología romana amamantó a Rómulo y Remo.

El Palacio de Cultura, Palatul Culturii, al lado de la Prefectura, es sin duda uno de los edificios históricos más bellos de la ciudad. Por fuera está ostentosamente decorado con relieves y adornos florales, mientras que por dentro es muy lujoso. Alberga bustos y retratos, lámparas de araña, escaleras de mármol de Carrara, espejos importados de Venecia, una sala de conciertos y salas de exposiciones sobre historia y arte locales. El punto culminante indiscutible es la sala de los Espejos (sala Oglinzi), donde la vida del pueblo de Székely y los oscuros cuentos de hadas están inmortalizados en vidrieras. 

Otros dos edificios singulares son los ayuntamientos. El antiguo expone la obra de artistas locales, mientras que el nuevo le dio a la ciudad una cara moderna con estilo art nouveau. En ese mismo recorrido podrás visitar las iglesias más importantes de la ciudad. La catedral Bun a Vestire, o catedral de la Buena Anunciación, una iglesia ortodoxa con un magnífico interior, está situada en la Piata Victorei; junto a ella se encuentra la iglesia católica. En la Piata Trandafirilor, por su parte, está la majestuosa catedral Ortodoxa, construida en los años 1930 en estilo neobizantino.

Puedes pasear dentro de las murallas de la ciudadela de Târgu Mureş, cuyo origen se remonta al siglo XVI, en un bonito recorrido por la historia medieval del lugar. Alberga la Biserica Reformată din Cetate, la iglesia protestante de la Fortaleza, y el Museo de la Ciudad, con jardines donde pasear. El Cetatea Medievala o castillo Targu Mures, lo alzó el príncipe Stefan Bathory en 1492 junto al monasterio franciscano y la iglesia. A su arquitectura medieval defensiva se añadieron varios baluartes en el siglo XVII, adaptados para usar cañones.

Si quieres recorrer las afueras de Targu Mures, puedes usar la ciudad como base y hacer excursiones a diferentes lugares. Reghin, entre las dos orillas del río Mures, es famosa por la elaboración artesanal de violines; su plaza central, la Piata Petru Maior, tiene bellos edificios con balcones de hierro forjado y fachadas de colores. En Turda, cuyas minas de sal se explotan desde 1271, se encuentra Baile Turda, un spa natural al aire libre construido en el lugar ocupado por una antigua mina de sal romana. Asimismo, en Jidvei puedes degustar vinos en las bodegas del castillo de Bethlen en Cetatea de Balta, ubicadas entre Tarnaveni y Blaj. Y, visitando, Corund conocerás la artesanía de los alfareros locales con los diseños característicos en azul y blanco.

Galería de imágenes

Mapa

Hoteles relacionados

Actividades