Blog
Expan Pro Blog
Uzbekistán

Taskent

Taskent
Tashkent, la vibrante capital de Uzbekistán, es una ciudad que respira historia y cultura en cada rincón. Con más de 2.000 años de antigüedad, esta metrópolis en la Ruta de la Seda ha sido un crisol de civilizaciones y un centro de comercio desde tiempos inmemoriales. Su mezcla única de arquitectura islámica, influencia soviética y modernidad emergente la convierte en un destino turístico verdaderamente fascinante. 

Cuándo ir

La mejor época para explorar Taskent es durante la primavera y el otoño, cuando las temperaturas son suaves y agradables, generalmente entre marzo y mayo, y septiembre y noviembre. Celebraciones notables incluyen el Nowruz, el festival de año nuevo persa que se celebra en marzo, y el Día de la Independencia de Uzbekistán el 1 de septiembre, que ofrece una visión única de la cultura y tradiciones del país. Además, si planeas tu visita en agosto, podrás participar en el emocionante Festival de Música Sharq Taronalari, que celebra la diversidad de las tradiciones musicales de Asia Central. 

Clima

El clima de Taskent presenta veranos cálidos, con temperaturas que rondan los 30°C, ideales para explorar los monumentos históricos. Durante los meses de invierno, de diciembre a febrero, el clima es más fresco, pero aún así agradable para aquellos que disfrutan de una experiencia más tranquila. Las lluvias son escasas, pero si visitas en abril, podrías disfrutar de los campos florecientes gracias a las precipitaciones de la primavera.

Gastronomía

La gastronomía de Tashkent es una fusión deliciosamente única de influencias de Asia Central, Persia, Turquía y Rusia. Entre los platos típicos se encuentran el plov, un sabroso arroz cocido con zanahorias, cebollas y carne, el shashlik, brochetas de carne a la parrilla, y los samsa, empanadas rellenas de carne y cebolla. Sim-Sim, conocido por su auténtica cocina uzbeka y su ambiente acogedor, es uno de los restaurantes más reconocidos de la ciudad.

Qué ver

El Complejo Arquitectónico Khast-Imam es un tesoro cultural que alberga importantes reliquias islámicas. En su interior, la Madrasa de Barak-Khan resguarda el Corán más antiguo del mundo, datado en el siglo VII. En el complejo destaca la Biblioteca de Tashkent, que conserva manuscritos antiguos y documentos históricos.

La Antigua Mezquita Barak-Khan, también en Khast-Imam, es un símbolo de esplendor arquitectónico y espiritualidad. Construida en el siglo XVI, sus intrincados detalles y diseño muestran la maestría artística de la época. Los visitantes pueden explorar sus majestuosos patios y admirar las elegantes columnas que sostienen la estructura, mientras se sumergen en la historia religiosa de la región.

Por su parte, la Madrasa Kukeldash es una obra maestra arquitectónica que data del siglo XVI. Sus majestuosas puertas talladas y sus elaboradas fachadas son un testimonio del esplendor de la época. En la actualidad, alberga un mercado de artesanías locales, donde los visitantes pueden adquirir recuerdos únicos y apreciar la destreza artesanal de la región.

Sumérgete en el pasado explorando el Barrio Antiguo de Tashkent. Calles adoquinadas, casas tradicionales y mercados locales transportan a los visitantes a tiempos antiguos. Podrás descubrir la autenticidad de la vida cotidiana y apreciar la arquitectura preservada que cuenta la historia de la ciudad.

La Plaza de Amir Timur es otro de los atractivos, que rinde homenaje a uno de los líderes más influyentes de Asia Central. Además de la estatua ecuestre, la plaza alberga hermosos jardines y fuentes. Es un lugar donde los locales se reúnen para eventos y celebraciones, creando una atmósfera animada y festiva. Rodeada por edificios gubernamentales y monumentos, la plaza es un lugar vibrante que refleja la identidad y la independencia de Uzbekistán. 

Si te apasiona el arte, el Museo de Artes Aplicadas de Uzbekistán es una ventana al mundo artístico tradicional uzbeko. Exhibe una colección diversa que incluye bordados, cerámicas, textiles y joyería, ofreciendo una visión profunda de la artesanía local. Los visitantes pueden sumergirse en la rica tradición artística y aprender sobre las habilidades transmitidas de generación en generación.

A las afueras de Tashkent, el Embalse Charvak se presenta como un oasis de tranquilidad y belleza natural. Rodeado por las montañas de Tian Shan, el embalse ofrece oportunidades para practicar deportes acuáticos, relajarse en sus orillas y disfrutar de la impresionante vista panorámica. Es un escape perfecto para aquellos que buscan alejarse del bullicio urbano.

Compras

Experimenta el bullicio del Chorsu Bazaar, un mercado que ha existido desde hace siglos. Aquí encontrarás desde especias y frutas frescas hasta coloridos textiles y souvenires tradicionales. Para un toque moderno, visita el centro comercial Tashkent City Mall, donde encontrarás tiendas de marcas internacionales y locales.

Galería de imágenes

Mapa